Factores a tener en cuenta para dar con el sistema de recubrimiento anticorrosivo adecuado

Para alcanzar el éxito total con un sistema de protección contra la corrosión, previamente se ha de tener en cuenta un factor muy importante, como es la preparación del soporte.

Su correcta limpieza es primordial antes de aplicar un sistema anticorrosivo para que, el mismo, logre la máxima protección y el consiguiente éxito. En el artículo que dedicamos a la Preparación del Soporte encontrarás tipos de superficies y diferentes opciones de limpieza.

Una vez solventada la parte preparatoria de la superficie, en función de la durabilidad deseada se ha de seleccionar el sistema adecuado, que deberá ser aplicado por personal profesional cualificado. ¿Por qué decimos esto? Porque según el ambiente corrosivo en el que nos encontremos será necesario un tipo de sistema u otro para brindar protección.

Ambientes corrosivos hay de distintos tipos, no es lo mismo una atmósfera urbana o rural húmeda que un área industrial con gran humedad ubicada en una zona costera de gran salinidad como pueden ser faros o grúas pórtico, cada uno necesitará un sistema determinado.

Edificio industrial de zona urbana con ambiente de alta humedad.

 

Grúa pórtico en un área industrial con gran humedad ubicada en una zona costera

 

Tipos de atmósferas corrosivas

Para identificar la atmósfera corrosiva, hay que valerse de los datos proporcionados por la norma europea UNE-EN ISO 12944-2:2018. En ella, aparece la clasificación de los distintos ambientes.

Puedes descargarte el Esquema (PDF) Tabla atmósferas corrosivas en donde aparece dicha clasificación.

Con identificar la atmósfera corrosiva no es suficiente. Para decidir el sistema de pintado con protección anticorrosiva más adecuado a la superficie que vayamos a tratar, es imprescindible definir la periodicidad del mantenimiento (durabilidad) que el sistema vaya a necesitar en el futuro.

En la UNE-EN ISO 12944-1:2018 se introduce el esquema de durabilidad, que sugiere el tiempo que se espera que la pintura dure y, por tanto, una estimación del plazo de tiempo antes del mantenimiento. La norma da datos aproximados, no es una garantía.

  • Durabilidad BAJA (B): Hasta 7 años
  • Durabilidad MEDIA (M): De 7 a 15 años
  • Durabilidad ALTA (A): De 15 a 25 años
  • Durabilidad MUY ALTA (MA): Más de 25 años

Con toda esta información ya definida podremos seleccionar el sistema anticorrosivo Oropal que mejor se adapte a nuestras necesidades.